Omega Centauri a través un Telescopio 203x1200

Cuando habitualmente observamos desde el campo, o incluso en la ciudad, el cielo estrellado, sin dudas, una parada obligada es el cúmulo globular Omega Centauri. Aquí es donde entra en juego el Telescopio. 
Las aperturas inferiores a los 12cm en reflectores y 90mm en refractores de buena calidad, mostraran un cumulo a medio resolver, es decir, todavía usando la "técnica de visión desviada" o mirando de reojo, podremos detectar que ese parche nuboso en realidad son miles de estrellas. 
Pero este panorama cambia totalmente si tenemos un telescopio de 200mm, el cual nos mostrará este cúmulo totalmente resuelto, e incluso, observándolo directamente. 

Ver sus estrellas como cristales en la sospecha que algunas titilan mas que otras, no tiene precio. En la siguiente captura, realizada en monocromo, y luego balanceada al azul, podremos ver el Cúmulo resuelto a través de un reflector 203/1200 y una Cámara reflex Nikon D5100.

La última es un monocromo sin procesar, descuidando la exposición y notando la rotación de la Tierra.